SAM_2927“Se le acerco uno y le dijo: Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?”

(Mt 19,16).

¿Cuál es la función del Seminario Menor?

 “El Seminario Menor es una comunidad eclesial educativa que se dedica a la formación cristiana de adolescentes y jóvenes con indicios de vocación al sacerdocio ministerial. Su finalidad es proporcionar elementos de formación humana, espiritual, intelectual y apostólica en un proceso de acompañamiento y discernimiento vocacional, para que respondan al llamado de Dios, mediante una opción libre, consciente, responsable y gozosa” (NB. N. 51)

Semblanza Histórica del SEMINARIO MENOR

UN LUGAR PARA JÓVENES VALIENTES

DSCF1295El Seminario Menor es una comunidad de jóvenes creyentes que pasan por un proceso formativo de integración de su persona desde el encuentro personal y comunitario con Jesucristo y hacen su opción vocacional a servicio de la Iglesia.

Es sano y conveniente retomar los datos de la historia, que nos ayudan a entender nuestro presente, valorar mejor el pasado y proyectar con más pasión y audacia nuestro futuro, tratando en cada momento de discernir evangélicamente el “paso” de Dios por nuestra realidad y “captar” mejor su voluntad, tratando de “modelar el corazón” del joven que llega al Seminario de León al estilo de Jesucristo, Buen Pastor.

Veamos algunas etapas históricas importantes de la construcción del edificio actual del Seminario menor.

Hospital y Escuela Apostólica

Después de varias décadas en que habían servido en nuestra diócesis los religiosos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, volvieron a León, con la firme idea de apoyar con un proyecto de salud importante para toda la región, además de fortalecer su formación que entonces se llama prevocacional o apostólica. Es así que después de varias diligencias, consiguen por parte del obispo de la Iglesia local, el permiso para que se fundara en León una Escuela Apostólica y un Hospital para enfermos mentales (especialmente) de los Religiosos “Juaninos” en diciembre de 1965, en la Col. Lomas de la Trinidad, que era prácticamente la periferia de la ciudad de León. Los datos hablan de que la compra del terreno y la construcción del edifico les llevó casi tres años y  podemos decir que entre 1997 y 1968 ya está la comunidad de hermanos juaninos plenamente establecida, ofertando los servicios de salud, sobre todo emocional y psíquica a la población (algunos entre bromas malévolas decimos que el tipo de atención psíquica no ha variado mucho hasta la actualidad solamente las edades), y además tratando de formar a los candidatos de estas regiones vocacionalmente para asumir el carisma en sus vidas, antes de ser enviados a la formación específica a la ciudad de México.

DSC07729Pronto se ganaron el favor de los vecinos, pues tenían gestos de mucha caridad y solidaridad con los pobres, que era la gran mayoría de quienes vivían alrededor, pero esto duró muy poco, pues no obtuvieron los resultados esperados y, por la falta de personal y la manutención tan excesiva del lugar los llevaron a decidir el retiro de la obra, es así que duraron hasta 1975, ofreciéndole a la Iglesia diocesana, tanto el lugar como el registro que se tenía entonces: “Internado Granada A.C.”, esto sirvió por varios años a la Economía para abordar asuntos financieros del Seminario.

Por fin, el 13 de septiembre de 1975, se realizó la entrega de las llaves del edifico del I. Granada que por años fuera casa de formación de la Congregación de la Misión, al P. Renato Ascencio, entonces Rector del Seminario.

El mismo día 13 de septiembre, se trasladó el mobiliario de la casa de Jalapa 123 en la Col. Coecillo que, por dos años sirvió como residencia del Seminario. Quedando registrados 51 alumnos internos del Seminario Mayor, como Prefectos el P. Guadalupe Gutiérrez, Directores Espirituales P. Rafael León y P. Ulises Macías.

Seminario Mayor

El  7 de octubre de 1975 se llevo a cabo la inauguración del Seminario Mayor Diocesano en las instalaciones del Internado Granada. En la misa de 12:00 p.m. el Sr. Obispo D. Anselmo Zarza presidió la entronización de la Virgencita del Seminario a su nuevo edificio.

Así sirvió por varios años a la formación de los jóvenes que estudiaban filosofía y teología en su camino hacia el sacerdocio ministerial, se realizaron pequeñas adecuaciones con el pasar de los años, pero se respetó básicamente la estructura que habían dejado los Hermanos Juaninos, como la Capilla, edificio central que fueron dormitorios, salones y comedor y cocina, las canchas de futbol y basquetbol tal cual como lo habían dejado, una pequeña granja para animales al final del terreno. Aunque había algunos detalles que no estaban bien solucionados, como la zona de duchas cerca de los salones y lejos de los dormitorios, la sala de t.v. entre la oficina de Secretaría académica y la pequeña tiendita y salón de juegos de mesa, provocándose conflictos frecuentes entre los seminaristas por horarios de uso, salones de clases a un de dormitorio y cocina.

Seminario Menor

Una vez que se proyectó y se construyó el Seminario Mayor que está en la Comunidad de Santa Rosa Plan de Ayala, en Junio de 1999 se comenzó la remodelación del actual Seminario Menor para acondicionarlo a las necesidades de los adolescentes que se formarían en sus aulas.

En los primeros días de la Semana Santa (14-19 de Abril de 2000) los alumnos de filosofía y teología, realizan el cambio de casa del Seminario Mayor del I. Granada al nuevo edificio en la comunidad de Santa Rosa Plan de Ayala. Y así el 30 de abril de 2000, se instala la comunidad del seminario mayor, después de regresar de sus vacaciones de pascua en el nuevo edificio en Santa Rosa Plan de Ayala, León, Gto.

En tanto se desocupa el edificio en la Col. Lomas de la Trinidad y se prosigue en un remodelación integral, prácticamente fue una “cirugía mayor” pues originalmente tenía capacidad para 75 u 80 seminaristas, se tuvo que acondicionar para 150 seminaristas, y tratando de corregir y lograr una mejor distribución de las zonas geográficas donde se tenían que desarrollar los seminaristas: p.e. zona de aulas bien definida con los criterios que marca la Secretaria de Educación del país y aparte de dormitorios y cocina, zona de deportes, oficinas administrativas, zona de dormitorios para veinte personas cada uno de ellos aproximadamente, teniendo cada dormitorio su baños y duchas, cuarto de juegos de mesa, un comedor más amplio así como la cocina. La Capilla en cada etapa se ha respetado su estructura básica, austera, y en un lugar central del edificio.

Cerró definitivamente sus puertas el “Seminario de Belén”, en julio de 2000, casa que fue cuna por cerca de  60 años, de grandes hombres que han servido a la sociedad y a la Iglesia. Y se inició la mudanza de edificio. La mudanza del S. Menor se realizó en dos etapas: la primera del 30 de junio al 2 de julio; dejando lo más esencial para los preseminarios a celebrarse en días siguientes; y la segunda del 24 al 27 de julio vaciando totalmente el edificio y entregando las llaves. Aunque faltaban detalles por construir, sin embargo, se decidió que así se habitara el edificio y sobre la marcha se terminaría la remodelación.

DSC01095Casi un año después se llevó a cabo la bendición de las nuevas instalaciones del Seminario Menor para albergar a los adolescentes en su búsqueda vocacional y formarlos al estilo que Cristo dedicara a sus apóstoles. Los estudios de Preparatoria comenzaron a otorgarse como Instituto Cultural Leonés A.C., ante las autoridades gubernamentales para poder otorgar certificado oficial a los alumnos que llegarían ahí a estudiar. La fecha memorable se vio iluminada por la Santa Eucaristía presidida por el Sr. Obispo D. J. Guadalupe M. Rábago el 19 de marzo de 2001, en el patio frente a las oficinas de promoción vocacional, siendo el rector el P. Armando Ortiz y vicerrector P. José Márquez, contando con numerosa participación del presbiterio, de bienhechores, seminaristas y amigos del Seminario. La foto histórica de ese día donde el obispo D. Guadalupe aparece con un grupo de sacerdotes y en el fondo la estatua de San José que preside los jardines del Seminario, sirvió de imagen oficial de la unión presbiteral y de portada para el Plan de Formación permanente del Presbiterio de la Diócesis de León que después se editaría.